¿Cómo Elegir el Mejor Altavoz Bluetooth según tus Necesidades?

¿Aún no sabes cómo elegir el mejor altavoz Bluetooth según tus necesidades? Si estás pensando comprar un altavoz bluetooth y no sabes bien qué aspectos debes tener en cuenta para obtener el mejor dispositivo, aquí te enseñaremos.

Los altavoces Bluetooth se han convertido en un ingrediente que sazona y da ese toque especial a una fiesta en casa, el ambiente de un local, un día en la playa con los amigos e incluso para crear ambiente dentro de la alberca. 

Desde hace unos años, se han convertido en un producto que casi todos tenemos en nuestros hogares. Su portabilidad, autonomía y funcionalidad nos han permitido llevar la música a todas partes sin los cables y el peso de tecnologías anteriores.

También se han convertido en una molestia para los “escuchadores pasivos” sometidos al uso indebido y público de los altavoces. Vamos, que todos alguna que otra vez nos hemos sentido incómodos por la potente música de un altavoz en la vía pública.

Es por eso que hoy te ofrecemos algunos parámetros y características de los dispositivos disponibles en el mercado para que selecciones los mejores para ti. 

¿Cómo elegir un altavoz Bluetooth según el uso que le vas a dar?

Te pondremos un ejemplo sencillo: Si vas a usar tu altavoz en la playa necesitas uno que sea resistente porque estará expuesto al agua, la arena y el sol. En cambio si lo vas a usar en casa, lo que necesitas es calidad de audio y atractivo visual.

Estos son algunos de los elementos más importantes a tener en cuenta:

El grado de Protección IP

La protección IP es un indicador de que tu dispositivo está protegido contra el polvo y el agua. Se codifica en dígitos y cada uno significa un nivel de protección contra la entrada de materiales externos diferentes. 

El primer número hace referencia a la protección contra el polvo y el segundo a la protección contra los líquidos. Por ejemplo en IP68, la resistencia al polvo es de nivel 6 y al líquido de nivel 8.

Cada categoría tiene diferentes niveles de protección. Por ejemplo la protección contra el polvo tiene 6 niveles y la de líquidos tiene 9. Por lo que en el ejemplo anterior tiene máxima protección al polvo y casi máxima protección contra líquidos.

Los niveles de protección contra el polvo del estándar IP son los siguientes: 

  1. Sin protección
  2. Protege de la entrada de objetos esféricos de un mínimo de 50 milímetros de diámetro.
  3. Evita el ingreso al dispositivo de objetos esféricos mayores de 12.5 milímetros de diámetro.
  4. Protege de la entrada de objetos esféricos mayores a 2.5 milímetros de diámetro.
  5. Evita el ingreso al dispositivo de objetos esféricos mayores a 1 milímetro de diámetro.
  6. Puede entrar algo de polvo pero en cantidades tan pequeñas que no interferirá con el correcto funcionamiento del dispositivo. 
  7. Protege de la entrada de polvo al dispositivo totalmente. 
👉  ¿Cómo Restablecer el PIN de un Móvil Android?

En el caso de los niveles de protección contra líquidos del estándar IP, funcionan de la siguiente manera:

  1. Ninguna protección
  2. Protegido contra el goteo. No deja entrar agua durante 10 minutos siempre que ésta caiga desde 200 milímetros de altura.
  3. Protegido contra el goteo. No deja entrar agua durante 10 minutos siempre que ésta caiga desde 200 milímetros de altura a diferentes inclinaciones.
  4. Protegido contra el agua nebulizada o en spray. Siempre y cuando esta provenga de un ángulo de hasta 60 grados desde la izquierda o la derecha. Soporta 5 minutos hasta 11 litros por minuto.
  5. Protegido contra agua en chorros. No deja entrar el agua en chorros provenientes de cualquier ángulo durante más de cinco minutos a una velocidad de 10 litros por minuto.
  6. Protege contra chorros de agua. No deja entrar chorros de 6.3 milímetros de diámetro a 12.5 litros por minuto desde ningún ángulo a una distancia mínima de 3 metros durante 3 minutos. 
  7. Protege contra chorros potentes. No deja entrar chorros de 12.5 milímetros de diámetro a un promedio de 100 litros por minuto desde ningún ángulo a menos de 3 metros durante 3 minutos. 
  8. Protege contra la inmersión total. El líquido no entra si el dispositivo es sumergido a 1 metro de profundidad durante 30 minutos.
  9. Protege contra la inmersión total continua. No entra líquido si el dispositivo es sumergido a la profundidad y duración que indique su fabricante.
  10. El nivel 9K protege contra chorros de corto alcance a alta presión y temperatura. No deja entrar chorros desde ningún ángulo. 

Soporta de 14 a 16 litros por minuto desde una distancia de 0.1 a 0.15 metros. Soporta una presión de 8000 a 10000 kPa/80-100 Bar a 80 grados Celsius de temperatura. 

A estos indicadores que te acabamos de explicar se les puede añadir una letra que brinda información adicional de las pruebas de certificación que se le realiza al dispositivo para probar su IP. Por ejemplo:

  • D. Significa que el dispositivo viene con cable.
  • f. Significa que el dispositivo también está protegido contra el aceite. 
  • H. Hace referencia a que el dispositivo es de alto voltaje.
  • M. Significa que durante las pruebas de certificación el dispositivo estaba en movimiento.
  • S. Expresa que el dispositivo permaneció inmóvil durante las pruebas de certificación.
  • W. Significa que el dispositivo estuvo expuesto a condiciones climatológicas durante las pruebas de certificación. 

Como seguro dedujiste ya, la mayor protección IP que puede alcanzar un dispositivo hasta ahora es la IP69K. A menor sean estas cifras mayor es el riesgo de que tu dispositivo se dañe por la exposición a polvo y agua. 

👉  VALL-E: La Nueva Tecnología de Microsoft Capaz de Imitar Voces Humanas

Respuesta de Frecuencia

La respuesta de frecuencia se mide en distintos niveles de audiofrecuencia que van de 20 hasta 20.000Hz. Está estrechamente vinculado a la calidad de sonido que percibimos.

Mientras más alto sea este valor en nuestro altavoz, será más alta la calidad de su sonido. Es un valor no plano por lo que se aconseja que la diferencia de sonido en decibelios sea menor para evitar la distorsión. 

Potencia

Generalmente suele pensarse que esta característica está relacionada con la potencia acústica. Pero la verdad es que se relaciona con la cantidad de potencia eléctrica que soporta el altavoz y se mide en vatios. 

Tampoco es cierto que a mayor potencia es mejor. De hecho si el altavoz recibe demasiada potencia puede sufrir daños o perder calidad en el sonido. La potencia puede ser nominal o admisible.

La potencia nominal es la cantidad de potencia máxima que soporta el altavoz antes de sufrir daños definitivos. Estos daños son definitivos porque el periférico no es capaz de disipar el calor que produce la electricidad. 

La potencia admisible consiste en los picos de señales que puede soportar el dispositivo durante cortos periodos de tiempo antes de sufrir daños. En este caso el daño que puede sufrir es el deterioro del diafragma dentro de la bobina.

La Impedancia

La impedancia se mide en ohmios y se relaciona con la oposición del sonido al pasar una corriente alterna. En los altavoces la impedancia varía según la frecuencia y el modelo de altavoz. 

Para una mayor transferencia de energía entre la fuente del sonido y el altavoz, la impedancia entre los dos dispositivos debe ser similar en su mayor medida. 

Sensibilidad

Este aspecto es la relación entre el nivel eléctrico de la entrada del altavoz y la presión sonora que produce el sonido. Se mide en DB/W a un metro con una potencia de 1W directamente sobre el altavoz.

Rendimiento

Aquí se mide el grado de sensibilidad del altavoz. Se trata del valor que marca la relación que existe entre la potencia acústica radiada y la potencia eléctrica de entrada. Se comprende entre el 1 al 5% si el rendimiento de los altavoces es bajo. Es decir, si entran por ejemplo 100W, salen siempre 1-5W.

Distorsión

Por más increíble que parezca, los altavoces representan todo un reto para sus fabricantes ya que son uno de los sistemas más propensos a crear distorsión. Esto se debe en gran medida a las vibraciones parciales o el flujo de entrehierro.

👉  Neuralink Espera Implantar Chips Cerebrales en Humanos Sanos

Por lo que debes asegurarte de probar el dispositivo para saber si está libre de distorsión. Un consejo para esto es usarlo con sonidos graves que faciliten la detección de la distorsión.

Direccionalidad

Otro elemento importante es la direccionalidad del audio. Puede ser omnidimensional, bidireccional o unidireccional. La direccionalidad omnidimensional irradia el sonido a 360 grados, por ejemplo.

En el caso de la bidireccional, el sonido realiza un movimiento simétrico en forma de ocho y la direccionalidad unidireccional irradia el sonido en una dirección marcada por lo que es más silenciosa.  

Tipo de conectividad

Generalmente los altavoces bluetooth incluyen un Jack de 3.5 milímetros para conectarlo al smartphone y resolver problemas de conexión, sin embargo esto añade un cable a la ecuación disminuyendo su autonomía. 

Si quieres evitar esta cuestión, asegúrate de que el altavoz tenga una buena conectividad probándolo con varios dispositivos. También debes asegurarte de que sean compatibles con tus dispositivos para que puedas sacarle el máximo provecho. 

Se recomienda que el altavoz bluetooth cuente con BT 4.0 para una mayor autonomía. Así funcionará correctamente aunque el dispositivo al que está conectado se encuentre lejos del altavoz. 

El BT 3.0 es recomendable para el hogar y viajes cortos también. 

Duración de la Batería

Aspectos como la autonomía que ofrece la batería son determinantes a la hora de comprar tu nuevo altavoz porque determinarán su rendimiento en varias circunstancias. 

Por ejemplo, si vas a utilizarlo dentro de tu casa, tienes a mano varios lugares de carga por lo que no necesitas una batería extraordinaria. 

En cambio, si vas a usarlo en exteriores, para viajes largos o fiestas en la playa necesitas una batería con mayor autonomía y potencia. 

El tamaño

Cuando de altavoces se trata, el tamaño sí importa. Aunque la verdad es que mayor tamaño no garantiza mayor potencia y calidad, pero este factor sí es determinante para su portabilidad.

Por ejemplo, si vas a estar en movimiento no es sencillo arrastrar un gran altavoz. En este caso un altavoz mini es la mejor opción. 

Igual, si lo vas a tener en casa y quieres que este sea vistoso y apoye la decoración de tu sala de estar, puedes optar por un modelo más grande y complejo. 

Como ves, comprar un altavoz bluetooth adecuado puede definir su rendimiento y calidad en el uso práctico. Los hay para todos los bolsillos y usuarios. 

Esperamos que con estos consejos, la próxima vez que adquieras un altavoz lleves el mejor producto a casa y sorprendas al trabajador de la tienda con tus conocimientos.

Deja un comentario

Twittear
Compartir
WhatsApp
Telegram
Pin