Estrategias de Marketing que Usan los Supermercados Sin que te des Cuenta

¿Alguna vez te has preguntado por qué hay música en las tiendas mientras compras?, pues en este artículo te contaremos la razón y te hablaremos sobre otras efectivas y curiosas estrategias de marketing que usan los supermercados sin que te des cuenta.

En este artículo te contaremos sobre las ingeniosas y desapercibidas formas en la que los supermercados buscan atraer a los clientes y vender mayor cantidad de productos.

¿Cuáles son las estrategias de marketing que usan los supermercados?

Puede que estés familiarizado con las estrategias de marketing más habituales y conocidas.

Entre éstas se encuentran los descuentos especiales, los cupones, programas de acumulación de puntos, regalos, folletos, catálogos, spots televisivos, el trato amable de los trabajadores o las tentadoras ofertas de dos por el precio de uno.

Estas son algunas de las estrategias más conocidas y usadas por los supermercados de todo el mundo para atraer a sus clientes y generar mayores ventas. 

Sin embargo, existen muchas otras estrategias que se usan diariamente o de manera puntual y apenas conocemos.

La mayoría de las veces resultan efectivas y ni siquiera como clientes nos damos cuenta de que se están poniendo en práctica.

Continúa leyendo para que sepas de qué se tratan

La Música como estrategia de marketing

Quizás has notado que en los supermercados siempre hay una música ambiente que acompaña tus compras

Pues no se trata de una situación casual, los supermercados suelen poner música en sus establecimientos por varias razones estratégicas. 

La música puede ser utilizada como una herramienta de marketing y gestión del ambiente para influir en la experiencia de compra de los clientes. 

En primer lugar, la música en los supermercados crea un ambiente agradable y atractivo para los consumidores. 

Al elegir el tipo de música y su volumen, los supermercados pueden crear una atmósfera relajante o energizante, dependiendo de su público objetivo y los productos que vendan. 

Esto puede ayudar a los clientes a sentirse más cómodos y a disfrutar de su experiencia de compra, lo que puede llevar a que permanezcan más tiempo en la tienda y compren más productos.

Además, la música también puede influir en el estado de ánimo de los compradores

Estudios han demostrado que ciertos ritmos y melodías pueden afectar el estado de ánimo de las personas, haciéndolos sentir más felices, relajados o incluso estimulados. 

Entre estos estudios podemos mencionar al realizado en la londinense Universidad de Universidad de Barth que defiende con pruebas concisas que la música ambiental puede influir a favor del vendedor los días de semana.  

Para respaldar esta afirmación los investigadores emplearon el método de observación científica en 150.000 clientes de diversos malls en la ciudad de Estocolmo. Durante el experimento, que duró tres semanas, los establecimientos pusieron y eliminaron la música incidental.

El estudio determinó que los clientes gastan un promedio de 8 euros extra cuando hay música de fondo en los días comprendidos entre el lunes y el jueves. Esto se debe a que los compradores estamos más cansados entre semana y somos más influenciables. 

Pero no solo eso, es bien sabido que la música adecuada puede crear un ambiente positivo que contribuya a aumentar el estado de ánimo de los clientes y, en consecuencia, promover la compra impulsiva.

👉  ¿Cuáles son las Mejores Redes Sociales y Aplicaciones de Mensajería de 2022?

Además, ayuda a controlar el flujo de clientes ya que la música, el tempo y el compás pueden influir en el ritmo al que los clientes se mueven por la tienda. 

Por ejemplo, una música más lenta puede hacer que los clientes se tomen más tiempo para pasear por los pasillos, lo que puede llevar a que compren más productos. 

Por otro lado, una música más rápida puede incentivar a los clientes a moverse más rápido y, en consecuencia, reducir el tiempo que pasan en la tienda.

Por último, la música también puede ser utilizada como una herramienta de branding. Al elegir un estilo musical o listas de reproducción específicas, los supermercados pueden mejorar la imagen de su marca y crear una identidad única. 

La música puede ayudar a definir la personalidad de la tienda y diferenciarse de la competencia.

En resumen, los supermercados utilizan música como una estrategia para mejorar la experiencia de compra de los clientes, influir en su estado de ánimo, controlar el flujo de clientes y fortalecer la imagen de su marca. 

Los olores como estrategia de marketing

Los olores como estrategia de marketing

El sonido es solo una de las efectivas y curiosas estrategias de marketing que usan los supermercados sin que te des cuenta. 

Como viste antes, los sentidos son un enorme anzuelo por el cual es fácil pescarnos y el olfato no está exento de ello. 

De hecho, los supermercados utilizan los olores de varias maneras para intentar aumentar las ventas

Puede que inicialmente no hayas reparado en ellas, pero algunas de estas estrategias poder resultar muy familiares.

La sección de panes y bollería es una de esas a las que el más intrépido de los compradores puede sucumbir. 

No importa si eres más de salados o de dulces ya que en este espacio hay para todos los gustos y es muy probable que salgas con más de un producto de este espacio en tu carrito.

Esto se debe en gran medida al uso que hacen los supermercados del aroma a pan recién horneado

Algunos, colocan máquinas o hornos cerca de las áreas de panadería para difundir el aroma a pan fresco, lo que puede despertar el apetito de los clientes y alentarlos a comprar productos horneados.

Sucede de igual manera con los estantes de frutas ya que, además del olor natural de estas, los trabajadores de supermercado a menudo rocían fragancias de frutas o flores en las secciones de productos frescos para realzar la sensación de frescura y calidad. 

El aroma a café es otro de los más usados por este tipo de negocios. De hecho, puede que hayas notado que algunos supermercados tienen máquinas expendedoras de café o cafeterías incorporadas. 

El aroma del café recién hecho puede crear un ambiente acogedor y cómodo, lo que podría llevar a los clientes a pasar más tiempo en la tienda y, potencialmente, comprar más productos.

Otra de las secciones que puede resultar seductora en cuanto a aromas es la de los productos de aseo personal y limpieza. 

👉  ¿Cómo Cambiar la Contraseña de Inicio de Sesión en Windows 11?

En algunos supermercados se utilizan aromas de limpieza o productos de cuidado personal para crear una sensación de frescura y limpieza en toda la tienda. 

Estos olores hacen que los clientes se sientan más cómodos y confiados al comprar. Al fin y al cabo, puede que realmente un olor te haya atraído hacia esa compra irrechazable. 

Los colores como estrategia de marketing

Los colores como estrategia de marketing

Los colores es otra efectiva y curiosa estrategia de marketing que usan los supermercados y apenas notas. Con ellos es posible atraer y persuadir a los clientes a comprar más productos. 

Por ejemplo, ya conoces que el uso de colores brillantes y llamativos en sus carteles, pancartas y etiquetas de precio, sirve para captar la atención de los clientes y destacar ciertos productos o descuentos.

Sin embargo, existen otras aplicaciones menos públicas para mejorar la apariencia de los productos en los estantes. Por ejemplo, se pueden organizar los productos en grupos según los colores para crear una exhibición visualmente atractiva.

Todos estos movimientos inteligentes tributan a la psicología del color para influir en el comportamiento de compra de los clientes

Por ejemplo, el rojo puede evocar una sensación de urgencia o impulsividad, lo que podría animar a los clientes a realizar compras impulsivas. 

El verde puede asociarse con productos saludables o naturales, lo que podría atraer a los clientes conscientes de la salud.

Además de esto, también la iluminación del local puede influir en la forma que percibimos los colores de los productos y crear un ambiente amigable. Por ejemplo, en la sección de frutas y vegetales suelen haber lámparas led que aportan una apariencia fresca. 

La ubicación de los artículos y productos como estrategia de marketing

Es muy probable que debas recorrer todo el supermercado para encontrar los artículos de primera necesidad, que por lo general están situados al fondo de la tienda. 

Esto no es mera coincidencia sino parte de las curiosas y efectivas estrategias de marketing que usan estos locales sin que te des cuenta.

Una razón es que esto ayuda a guiar a los clientes a recorrer todo el establecimiento, lo que puede aumentar las posibilidades de que compren otros productos que no estaban en su lista original. 

Además, al colocar los artículos esenciales al final del recorrido, los supermercados también pueden impulsar las ventas de productos adicionales mientras los clientes se dirigen hacia esos artículos. 

También se ha sugerido que ubicar los artículos de primera necesidad al final del supermercado puede ayudar a mejorar la eficiencia del flujo de tráfico, ya que evita la congestión en las áreas cercanas a las cajas registradoras.

La ubicación por precios como estrategia de marketing

Los Precios como estrategia de marketing

Los productos que están ubicados al nivel de los ojos son los más vendidos, es en este nivel en donde los supermercados eligen ubicar a los productos más caros que reportan los mayores beneficios.

Las marcas más caras en los supermercados suelen estar a la altura de los ojos del cliente debido a una estrategia de mercadotecnia conocida como “eye level marketing” o “mercadeo a la altura de los ojos”. 

👉  OpenAI: La Compañía más Influyente en el Desarrollo de la Inteligencia Artificial

Esta estrategia se basa en que los productos ubicados a la altura de los ojos son más visibles y tienen una mayor probabilidad de ser seleccionados por los clientes.

Se cree que los consumidores tienden a tomar decisiones rápidas y convenientes al momento de elegir un producto en el supermercado. 

Al colocar las marcas más caras a la altura de los ojos, los supermercados aumentan la exposición y la accesibilidad de estos productos, lo que puede resultar en una mayor propensión a comprarlos.

Los Precios como estrategia de marketing

Entre los más perceptibles y efectivos trucos que utilizan los supermercados para atraer clientes y generar más ventas es el que podemos denominar “.99”. 

Como ya te imaginarás, no es un evento casual que los supermercados nunca tengan precios redondos o cerrados, a menudo se usan precios con decimales y esto se hace con fines estratégicos. 

Por ejemplo, los precios terminados en .99 o .95 se utilizan para crear la percepción de un precio más bajo, incluso si la diferencia es mínima. Esto puede hacer que los productos parezcan más accesibles y atractivos para los clientes.

También al utilizar precios con decimales, los supermercados pueden ajustar y competir con mayor flexibilidad en función de los precios de la competencia. Pueden ofrecer descuentos más precisos para tratar de igualar o superar a sus competidores.

Pero no solo eso, los precios que no son redondos también pueden ayudar a los supermercados a gestionar sus márgenes de beneficio. 

Ajustar los precios en cantidades pequeñas puede tener un impacto significativo en los ingresos y ganancias generales.

¿Qué otras estrategias de marketing usan los supermercados sin que nos demos cuenta?

Como ves existen muchas estrategias de marketing efectivas y curiosas que usan los supermercados sin que nos demos cuenta para atraernos y generar mayores ganancias. 

Si sientes curiosidad por ellas, aquí te dejamos algunas más que puedes seguir investigando:

  • Dejar productos desordenados de forma intencional pues tendemos a relacionarlo de forma inconsciente con que son más baratos o que la gente los compra mucho porque son buenos. 
  • Crear secciones completas para productos específicos generando una imagen favorable de objeto valioso y deseable. 
  • Colocar juntos productos afines para impulsar la venta de alguno de ellos o de ambos. Por ejemplo, poner la mantequilla al lado del pan. 
  • El uso de carrito de compras que nos lleva psicológicamente a querer llenarlos. 
  • Colocar los productos de “compras impulsivas” cerca de la línea de espera o en la propia caja para que mientras esperas te sientas tentado a una última compra de antojo. 

Incluso se conoce de un supermercado que construyó su suelo ligeramente inclinado desde la entrada hasta el fondo para que sus clientes fueran “llevados” por un sutil impulso de la gravedad hacia adentro de la tienda y les costara salir una vez llenos sus carritos. 

Estas son algunas de las efectivas y curiosas estrategias de marketing que usan los supermercados para atraerte y vender mucho más sin que te des cuenta. 

Todas ellas pueden variar y ser usadas o no en dependencia de las necesidades del negocio y sus clientes.

Deja un comentario

Twittear
Compartir
WhatsApp
Telegram
Pin