EctoLife: Primer Útero Artificial

Se ha revelado el proyecto que propone por primera vez la instalación de úteros artificiales a nivel mundial.

El mismo, ha sido identificado como EctoLife y se calcula que pudiera “producir” 30.000 bebés al año. Para conocer todo sobre este nuevo proyecto, continua leyendo hasta el final.

¿En qué consiste EctoLife?

El concepto de “producir” bebés de diseño mediante un útero artificial fue creado por el comunicador científico y biotecnólogo con sede en Berlín, Hashem Al-Ghaili.

Esta instalación tiene como objetivo que los padres puedan conseguir un bebé diseñado según sus preferencias.

Hace varios años que se debate y sueña con la posibilidad de crear seres humanos fuera del útero y además modificar genéticamente a los embriones para evitar complicaciones genéticas.

Incluso se ha debatido sobre las implicaciones éticas de “producir”, por decirlo de alguna forma, “bebés de diseño”.

Ya para 2017, un grupo de científicos construyó la BioBag. En ella se encontraban todos los componentes necesarios para confeccionar un útero artificial y hasta se llegó a “cultivar” el embrión de un cordero bebé.

Sin embargo, este nuevo proyecto EctoLife va un paso más allá. El concepto pretende llevar esta idea a los humanos y en magnitud industrial.

La instalación cuenta con 75 laboratorios perfectamente equipados. En cada uno se pueden albergar hasta 400 úteros artificiales o cápsulas de crecimiento.

Cada una de estas cápsulas replica las condiciones que se dan de forma natural dentro del vientre de una madre humana.

Cada uno de estos grupos de cápsulas se conecta a dos biorreactores centrales. Uno suministra los nutrientes y el oxígeno que son suministrados al bebé mediante lo que podría definirse como un “cordón umbilical”.

👉  Midjourney Art V5: la Última Versión de la Herramienta Text-To-Image

En este primer biorreactor se encuentra también la solución líquida que funciona como líquido amniótico. Esta solución es rica en anticuerpos, factores de crecimiento y hormonas necesarias para el desarrollo del bebé.

Es un sistema controlado por inteligencia artificial el que se encarga de que cada uno de los bebés reciba la cantidad correcta de elementos de este biorreactor según una evaluación de sus necesidades particulares.

El segundo biorreactor es para realizar la eliminación de desechos de los bebés. Estos desechos se transfieren también por el “cordón umbilical”. Una vez en el biorreactor los desechos son reciclados, con ayuda de una delicada capa de enzimas, y se convierten en nutrientes útiles.

Así se propone una instalación con suministros constantes y frescos para los bebés.

Estos úteros o cápsulas también cuentan con una pantalla que muestra los datos del progreso en el desarrollo del bebé en tiempo real. Por supuesto, también se puede acceder a esos datos mediante una aplicación móvil.

Estos úteros artificiales cuentan con sensores para monitorear al bebé en todo momento. Entre sus múltiples funciones está la saturación de oxígeno en la sangre, la temperatura, la presión arterial y las frecuencias respiratoria y cardíaca.

Además incluye un sistema de altavoces internos para reproducirles a los bebés una amplia gama de sonidos, palabras y música. Esto para fomentar su desarrollo.

Este sistema cuenta con una aplicación para que los familiares puedan cantarle, hablarle y elegir la música para que el bebé comience a familiarizarse con ellos.

Para saber cómo sería la forma en que nacería el bebé, la respuesta es simple: presionando un botón. Sí, como lo lees.

👉  Botón WPS del Router

En una declaración su creador Al-Ghaili explica: “El proceso de entrega es fluido, conveniente y se puede realizar con solo presionar un botón. Después de descargar el líquido amniótico del útero artificial, podrá sacar fácilmente a su bebé de la cápsula de crecimiento”.

¿Qué es el Paquete Élite de EctoLife?

EctoLife ofrecería un “Paquete Élite” que les permitiría a los padres la modificación genética del embrión antes de ser implantado en el útero artificial.

Este tema es el que mayor controversia ha causado desde el punto de vista ético.

Desde el color de ojos y cabellos hasta la altura, la capacidad intelectual o la propensión genética a ciertas enfermedades. Es literalmente “diseñar” al bebé.

Así lo explica Al-Ghaili “Mediante la ingeniería genética de un conjunto de genes, el paquete Elite le permite personalizar el color de ojos, el color del cabello, el tono de piel, la fuerza física, la altura y el nivel de inteligencia de su bebé”.

¿Cuándo se piensa implementar EctoLife?

Por ahora, EctoLife no es una empresa que ofrezca este servicio ni lo ofrecerá en un futuro próximo.

Se trata de un concepto creado por el biotecnólogo y divulgador científico Hashem Al-Ghaili. Sin embargo, su concepto visibiliza una idea que puede hacerse realidad en algún momento futuro, según advierten algunos.

Según el mismo Hashem todo depende de las pautas éticas:

“En este momento, la investigación con embriones humanos no está permitida más allá de los 14 días. (…) Si estas restricciones éticas se relajan, le doy de 10 a 15 años antes de que EctoLife se use ampliamente en todas partes”.

Deja un comentario

Twittear
Compartir
WhatsApp
Telegram
Pin