Fallos en Sistemas Operativos para Autos Preocupa a los Usuarios

Recientemente se ha extendido la preocupación de los usuarios con respecto a algunos fallos presentados en los sistemas operativos de los autos modernos

Las deficiencias detectadas ponen en riesgo la seguridad del conductor y la durabilidad del vehículo.

En la actualidad, la tecnología ocupa un lugar importante en cada sector de la vida humana. El transporte no está exento de esta realidad y se ha sumado a la ola de “el internet de las cosas”.

El sistema operativo o software se ha convertido en un elemento decisivo en la composición de un auto moderno. Es por esto que tanto los fabricantes como empresas externas (Apple o Google) compiten por crear el software perfecto.  

Sin embargo, confiar el control de tu auto a un software amerita preguntarse si este es lo suficientemente bueno y confiable o si cuenta con el soporte tecnológico adecuado. 

¿Qué son los sistemas operativos para autos?

Ya estamos acostumbrados a informatizar nuestros equipos cotidianos, Smart Phones, Smart Whatch, Smart Tv. “Smart” es una palabra que asociamos al progreso tecnológico en las cosas del día a día. 

Recientemente, Tesla ha sido noticia en muchos medios internacionales por el lanzamiento de su software beta Autopilot FDS

Con él, ha marcado tendencia entre los fabricantes de autos con el uso de fuentes de energía eléctrica, uso de pantallas táctiles y control del vehículo mediante un software.

A pesar de su resonancia en los medios de prensa, no es Tesla el precursor en el uso de softwares. 

El primer sistema operativo para autos en ser implementado en vehículos comerciales fue OSEK/VDX en 1993. Creado en conjunto por los desarrolladores de BMW, Bosch, Opel, Renault y PSA Peugeot Citroën, entre otros.

Estos softwares se clasifican dentro del tipo de sistema operativo embebido y están diseñados para realizar una o pocas funciones. 

👉  China Encuentra Vestigios de Agua Líquida en Marte

Las tecnologías más recientes de “coches conectados” han revolucionado la forma de conducir. Los sistemas operativos actuales se encuentran en comunicación constante con el conductor y el entorno que rodea al vehículo.

Contar con un sistema operativo en el auto ofrece varias ventajas:

  • Permite al usuario controlar por comandos toda la parte digital del vehículo.
  • Posibilita ejecutar varias acciones simultaneas como activar el servicio de navegación y escuchar música. 
  • Admite la vinculación con el móvil y otros dispositivos multimedia.
  • Favorece su interactividad con el uso de comandos de voz.
  • Ofrece información sobre el estado del vehículo.
  • Cuenta con sistema de detección de peatones y ciclistas.
  • Posee sensores y cámaras en lugar de retrovisores.
  • Monitoreo del conductor.

Sin embargo, el usuario también está expuesto a desventajas y fallos en estos sistemas operativos para autos que afectan la durabilidad del vehículo y ponen en riesgo la vida del conductor. 

Fallos detectados en estos sistemas

La reciente salida al mercado de Android Auto ha avivado las preocupaciones ya existentes en cuanto a la confianza en los softwares para Autos. 

Depositar el control de todas las funciones de nuestros vehículos en un panel táctil se ha convertido en una idea controversial.

Este año, un informe publicado por la Agencia de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA) puso en tela de juicio la fiabilidad en los autos conectados al afirmar que: 

  • “Tesla y su Autopilot han protagonizado el 70% de los accidentes de tráfico relacionados con vehículos con asistentes de conducción de hasta nivel 2”.
  • “Google y su compañía Waymo han protagonizado la mayoría de accidentes relacionados por vehículos autónomos”.

Ambos datos están relacionados con fallos técnicos en el sistema operativo que producen accidentes de tráfico graves y fatales.

👉  Sony y Honda se Unen para Producir y Comercializar Autos Eléctricos

La tecnología de estos softwares se basa en la conectividad del vehículo, entonces cabe preguntarse ¿Qué sucedería si por algún motivo no pudiera conectarse?

Sencillo, la gran mayoría de estas funciones quedarían inutilizadas como el mismo auto

Otro aspecto importante es la actualización de software

Es una realidad cotidiana que los sistemas operativos de las computadoras, teléfonos inteligentes, los juegos y programas informáticos cuenten con un soporte tecnológico estable que permita a sus desarrolladores realizar actualizaciones y correcciones sobre el mismo programa.

Pero esto no es posible en los softwares de todos los autos. Los motivos más frecuentes apuntados por el director de diseño de la firma de coches de lujo Bugatti, Achim Anscheidt, son:

  • Softwares con actualizaciones táctiles en vehículos que no lo son, como es el caso de Mazda.
  • Coches con pantallas de diferentes tamaños.
  • Los fabricantes y empresas externas aún no ofrecen servicios de sistema operativo con un soporte adecuado para vehículos antiguos. 

Esto conduce a un tercer problema, la obsolescencia programada. Como expresó el director de diseño de Bugatti: “Nadie quiere un iPhone 3”. Todos quieren el más nuevo modelo tecnológico y los autos no están exentos de esto. 

Según este precepto fabricantes como Mazda, quienes por su política de empresa decidieron eliminar las pantallas de sus vehículos y así disminuir las distracciones del conductor, están condenados al olvido.

Mantenerse actualizado tecnológicamente, a este ritmo, se convierte en una necesidad compleja que empuja al usuario a actualizar cada vez más rápido su vehículo

Teniendo en cuenta que, como van las cosas, actualizar es igual a comprar uno nuevo

👉  PassGAN: La Nueva Red Neuronal que Puede Descifrar tu Contraseña en Menos de un Minuto

El caso de Android Auto

Android Auto con su más reciente actualización introduce la polémica y aclamada interfaz, Coolwalk

Este medio de comunicación entre el usuario y la máquina busca, según Xataca.com “adaptarse mejor a cualquier tamaño y resolución de pantalla a través de un funcionamiento a doble ventana con accesos directos en el lateral o la zona inferior”. 

Esta decisión ha sido aceptada en redes sociales, sin embargo, para los usuarios que buscan una mejor visibilidad del mapa en pantalla completa puede resultar un poco molesta.  

Puede parecer una nimiedad, pero la introducción de este nuevo sistema multimedia ha generado dudas bien fundamentadas en los receptores.

El entorno tan diverso que representan los coches genera problemáticas de actualización, como señala Achim Anscheidt. “¿Qué va a pasar con todos esos dispositivos cuando los sistemas operativos no funcionen?”.

La tecnología es, sin lugar a dudas, un activo importante en nuestra sociedad. Su uso es “inevitable”, por lo que es factible convertirla en una herramienta a nuestro favor. 

Existen muchos factores que pueden influir en la seguridad del sistema operativo del auto:

  • La capacidad del vehículo para transmitir datos de forma telemática.
  • El buen funcionamiento de los sensores y dispositivos para recolectar información.
  • La correcta actualización del sistema.
  • La compatibilidad con el vehículo.

La industria automotriz se ha visto revolucionada y requiere de una reacción rápida y efectiva a favor de su activo más importante: el conductor. Fortalecer la viabilidad de los softwares para autos debería ser su mayor prioridad.

A nosotros, como usuarios, nos queda la tarea de informarnos, conocer cómo funcionan los sistemas que influyen en nuestro día a día y seleccionar con criterio objetivo a cuál le confiamos nuestra vida.

Deja un comentario

Twittear
Compartir
WhatsApp
Telegram
Pin